Diferenciarse de los competidores y crear necesidad de la demanda…

#Omnicanalidad
Es lo que hacen los distribuidores/retail en otros países como Francia e Inglaterra con excelentes resultados.
 

Pasar del mundo offline al online a muchos les parece una gran dificultad, la realidad es que la dificultad está solo en quién la ve. 
No existen los mundos On y OF, existe una estrategia única con tácticas on&of.
La omnicanalidad entre distribuidores y clientes es el futuro inmediato.
Es la manera optima de relacionarse comercialmente.
Debemos comprender que el cliente, ahora más que nunca, con la tecnología a su alcance, es dueño de la información y esto le otorga un poder hasta ahora no conocido.
Es una evolución hacia un futuro que ya está aquí, y que representa un cambio en la forma  de gestionar el negocio, mientras, el objetivo sigue siendo el mismo, satisfacer la necesidad del cliente atendiendo a su demanda.
Aún hoy 2016, hay algunos distribuidores, y muchos pequeños comercios que ven internet como un mundo extraño y fuera de sus posibilidades. 
Cuando en realidad lo que están perdiendo es oportunidad de negocio.
La otra cara de la moneda, son los negocios de nueva creación que ya nacen con la integración natural de dos mundos que hace mucho tiempo que no se diferencian (on&of) en las estrategias empresariales.

En el mundo actual, en muchas ocasiones la venta comienza mucho antes de la llegada del cliente al punto de venta. 
Hoy nuestro punto de venta no está solo en tal calle o en tal otra. Está en la palma de la mano, o en la mesa de nuestra oficina o casa. 
El acceso a la información y la relación con los múltiples elementos tecnológicos han cambiado, desde hace tiempo, la forma de hacer negocios.

La tecnología y los nuevos hábitos de consumo afectan a todas las áreas, como son inventario/stock, logística, atención cliente, post-venta, comunicación etc.
El buen uso de la tecnología y de la comunicación en el retail y en empresas de distribución, abarata costes en muchas de las áreas anteriores, por ejemplo, en la preparación de pedidos en la tienda física.
El uso de la tecnología, también nos lleva a pasar, de un target muy concreto, respecto al consumidor de proximidad, en la tienda sólo física. A un consumidor virtual en un espectro inmenso de posibilidades.
Como ejemplo, podemos hablar de una tienda en el distrito de Moncloa, que después de unos meses de su inauguración, se dio cuenta que no podía tener sólo un escaparate físico en la calle, y comenzó a desempeñar una estrategia online. Con esto ha conseguido tener clientes de otros distritos de Madrid, que desconocían su negocio, pero que a través de las redes le han descubierto.
O el de la clínica odontológica en un recóndito rincón de un barrio de nueva creación, que en el momento que comenzó a utilizar de una manera eficaz internet, se convirtió en un descubrimiento para muchos de los vecinos de las urbanizaciones cercanas.
«El conocimiento y el buen resultado de la experiencia del cliente/paciente en este caso, se encuentra en la identificación de los mismos, y en el trato On&OF, además, el uso de una tarjeta de fidelización es una buena herramienta offline, que con las online, hacen mejorar nuestros servicios y aumentar su fidelidad» E.Jimenez

El escaparate online es mucho más amplio que el físico y lleno de posibilidades de negocio.
Aunque tenemos que tener en cuenta que la captación de clientes en el mundo online, no puede ser como disparar con una escopeta de feria.
Una de las ventajas del mundo online es la segmentación que podemos hacer del público objetivo, y eso además de una ventaja es una forma eficaz de conseguir objetivos.
Para todo ello, la comunicación como herramienta de gestión es un elemento imprescindible. Si con el escaparate y el «visualmerchandising»,  lo utilizamos para atraer cliente. ¿Como no lo vamos a hacer de forma online?
Por ejemplo, no es lo mismo abrir un café librería y esperar que entren posibles clientes, que hacer una campaña de comunicación y MK en la zona de influencia. 
Como inversión en comunicación On&Of el retorno siempre es positivo. Sobre todo porque previamente se realiza un análisis y estudio de tipo de clientes, hábitos de compras etc, y de que manera promover el negocio.

En definitiva la omnicanalidad sigue siendo un reto para los comercios de proximidad y empresas de distribución.
Solo hay que comprender que és, y para ello, podemos decir que «es una estrategia en la gestión del cliente y en su relación con la empresa, durante su ciclo de vida de relación empresarial. Donde una comunicación adecuada a través de todos los canales necesarios y útiles, que satisfagan al cliente, y que este pueda usar para relacionarse con la empresa, como por ejemplo, a través de las redes sociales, blog, mobile, la tienda física»
*Fotos de WFM Comunicación (todos lso derechos reservados)
#elcanaldelacomunicacion










Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar