Consumidores 2016 #Tendencias

Inputs
La infidelidad de los consumidores de los últimos tiempos es consecuencia de la inestabilidad política, dificultades financieras y poca conciencia medioambiental.
 
Los consumidores están sobreconectados, en 2016 la mitad de la población mundial tienen acceso a internet y en esta mitad crece el número de personas interesadas en la inteligencia artificial en móviles, tablets  y resto de wearables, lo que lleva a una preocupación continua por la influencia de estos dispositivos en niños y adolescentes, y de su repercusión en la salud.

Los consumidores mayores, representan un potencial a nivel mundial. Son activos y consumen más que hace uno años. Además, han comenzado a dominar las nuevas tecnologías, en algunas ocasiones para estar conectados con sus familias. Por eso los mayores de 65 años son un potencial para fabricantes y distribuidores.


Los solteros/as con alto poder adquisitivo, disfrutan de una solvencia que les permite gastar. Dentro de este grupo están los denominados premium que buscan experiencias personales y les gusta el mundo del lujo. Viajar y realizan regalos caros.


Los compradores agnósticos son un verdadero reto para las marcas porque buscan innovación y   valor, estando atentos a las promociones aunque esto no es primordial. Están informados  y comparan precios gracias a su experiencia comercial y a estar super-informados. 
  

Las marcas de género neutro creadas por fabricantes o distribuidores tan conocidos como Amazon, Disney… están dejando  la distinción de género. Por ejemplo, gafas y relojes inteligentes están colaborando en esta tendencia,


Fuente: Euromonitor International

#elcanaldelacomunicacion


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar