100 años de la pelirroja más española de Hollywood

Aunque queda una semana para su efemérides, aprovechando el Congreso de la Mujer, queremos homenajear a una actriz única.

Margarita Carmen Cansino era una
mezcla explosiva de padre español y madre norteamericana, ambos bailarines.
Como actriz tiene un puesto indiscutible en el paseo de la fama y en la
historia del cine.

Fue una bailarina incombustible,
y una de las mejores parejas de Fred Astaire y de Gene Kelly, cuando ella salía
llenaba la pantalla.
 


Tiene una de las mejores
apariciones en una película, la de Gilda vistiéndose en su habitación.


Harry Cohn, la manejó como le
parecía, creó una estrella y para ellos las estrellas eran productos, casi
peor, porque a un producto no se le castiga. Y a Rita cuando se intentaba
revelar la castigaban, en realidad como a la mayoría de los trabajadores del
Star System. Ella luchaba a su manera, pero tenía poco que hacer.
 

Su infancia y adolescencia fue
triste, la pusieron a trabajar muy pronto y la falseaban la edad para que
pudiera hacerlo en Tijuana. De su padre es mejor no hablar, y ya van dos
hombres que se aprovecharon de ella y la hicieron infeliz, el padre y el
productor. Por desgracia el resto de sus maridos no fueron mucho mejor con
ella.
El gran Orson Welles al leer que
ella dijo que fue feliz en su matrimonio con él dijo “Si aquello fue
felicidad…”

La mayoría de sus maridos se
aprovecharon de ella de una manera o de otra.
No sólo era una magnífica
bailarina, era una actriz con dotes para algo tan difícil como la comedia y tan
complicado como el drama,  por ejemplo, en Mesas separadas nadie lo puede negar.
La madurez la llego muy pronto,
en Pal Joey, una película para lucir a Frank Sinatra y a Kim Novak, ella
deslumbraba, pero para algunos a sus 38 años era mayor.

Y si a eso añadimos, que a una
muy temprana edad llegó a su vida una enfermedad que nadie se dio cuenta que
tenía. 
Lo habitual era pensar que había bebido… Pasaron varios años
hasta que sus comportamientos extraños tuvieron un nombre, Alzheimer.
Hasta 1987 esta enfermedad no se popularizo, en el sentido de hacerse famosa por el fallecimiento de la Actriz.
Noticia de su fallecimiento en 1987
Glenn Ford, fue uno de los pocos
hombres que estuvo siempre a su lado, hablaba siempre bien de ella, y excusaba
sus “presuntos” problemas.

Su hija Jasmine Aga Khan  es una activa filantrópica en la lucha contra la enfermedad de Alzheimer.


Sobre Rita Hayworth se han escrito tanto que en su
centenario solo se puede decir, “Nunca hubo una mujer como Rita/Gilda” 
#elcanaldelacomunicacion

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar